Connect with us

Agropecuaria

Bolivia entra a la era del biocombustible; se invertirá $us 1.600 MM

El primer mandatario de Bolivia, junto a la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz hicieron el lanzamiento del ingreso de Bolivia a la era de los biocombustibles, a través del proyecto etanol. Se incrementará la producción de caña de azúcar en aproximadamente 18.000 Hectáreas al año, hasta alcanzar una superficie cultivada de 155.000 hectáreas al 2025.

Published

on

El etanol es un combustible de origen vegetal que se produce a partir de la fermentación de materia orgánica y rica en azúcar (caña, maíz, sorgo, etc.), así como de la transformación en azúcar del almidón presente en los cereals y el etanol se utiliza como aditivo a la gasolina.

El Presidente Evo Morales junto al Ministro de Hidrocarburos y el presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz, Luis Barbery, hicieron el lanzamiento del ingreso de Bolivia a la era de los biocombustibles, a través del proyecto etanol. “Este proyecto es algo histórico, inédito, seguimos haciendo historia, felicitar estos aportes de los empresarios comprometidos con su departamento y con su país”, destacó el mandatario.

“Hoy firmamos un memorandum para ingresar a la nueva de los de los biocombustibles, con el bioteanol, es uno de los proyectos más importantes en la historia de Santa Cruz, nunca se dio una alianza estratégica entre Estado y privado de gran magnitud”, expresó el Ministro Sánchez.

El primer mandatario expresó que el proyecto permitirá incrementar la producción de caña de azúcar en aproximadamente 18.000 Hectáreas al año, hasta alcanzar una superficie cultivada de 155.000 hectáreas al 2025.

En la presente gestión se estima producir hasta 80 millones de litros de alcohol anhidro. Este proyecto es histórico porque dinamizará la economía a través de la inversión de $us1.600 millones.

Morales asimismo expresó que los impactos de incorporar el proyecto de etanol a la matriz energética boliviana significa: Impulsar la política de seguridad energética a través de una reducción gradual de importaciones; Reducir la subvención por reemplazo de alcohol anhidro con gasolina importada; Garantizar el abastecimiento de combustibles; Fortalecer los lazos entre el sector privado y el Estado; Incrementar la productividad de caña de azúcar.

“Con este proyecto no solo gana el cañero, no solo gana el obrero, no solo gana el departamento de Santa Cruz, sino ganamos todos los bolivianos y bolivianas… El impacto social de este proyecto es bastante grande porque permitirá generar 27.000 nuevos empleos, entre directos e indirectos”, expresó el president Morales.

Es un proyecto amigable con el medio ambiente porque reducirá la contaminación de las emisiones de CO2 al menos en un 6%.

Los empresarios de los ingenios cruceños comprometieron desarrollar sustentablemente la cadena de valor, garantizando inversiones en maquinaria, campo e industria. Asimismo, se comprometiero a garantizar la seguridad alimentaria e incrementar la productividad de la caña de azúcar, fomentando el uso de la urea.

IBCE aplaude que Bolivia entre en la era de los biocombustibles

Para Díaz Salek, presidente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), se trata de una importantísima señal desde el Órgano Ejecutivo que promoverá más inversiones en la ampliación de cañaverales por parte de los agricultores, pero también en los ingenios para ampliar la capacidad de deshidratación y de almacenamiento del alcohol a ser usado como aditivo en la gasolina para mejorar su octanaje.

“La noticia no podía llegar en mejor momento, felicitamos esta decisión que ayudará a dinamizar más a la economía del país, además del beneficio que supondrá sustituir progresivamente la importación de gasolina y aditivos extranjeros, lo cual ayudará a hacer crecer el PIB y, lo hemos dicho ya varias veces, si a esta decisión sumamos la posibilidad del pleno uso de la biotecnología en el agro, Bolivia podría estar creciendo en breve a una tasa del 7% ó más, con el gran desafío de triplicar la producción de alimentos hasta el año 2025, cuando celebremos el Bicentenario”, indicó.

Sustitución de importaciones y reducción de pobreza

Un beneficio adicional muy importante será la progresiva sustitución de importación de gasolina y aditivos, que en los últimos 5 años significó para el país un gasto superior a los 1.000 millones de dólares, por lo que no solo se avanzará hacia la soberanía energética sino que se evitará la salida de divisas. “Compartimos con el Gobierno el anhelo de que en Bolivia se elimine la pobreza extrema y que la pobreza relativa disminuya al máximo: eso se va a lograr con más inversión, más producción, sustitución de importaciones y generación de excedentes para la exportación, por lo que desde el punto de vista del IBCE, respaldamos totalmente esta medida”, concluyó Díaz.

Seguridad alimentaria garantizada

Con la producción de alcohol anhidro se abre más posibilidades de garantizar la producción de caña de azúcar para un producto básico -el azúcar- cuyo consumo en el mercado interno supera los 8 millones de quintales/año además de tener por lo menos un millón de quintales en reserva. Según cálculos realizados por CEBEC-CAINCO, la producción de alcohol anhidro aportará un impacto positivo en el PIB del 0,2% en promedio, el PIB agrícola se incrementará un 4% y el manufacturero un 2%, sobre la base de la garantía del azúcar suficiente para el mercado interno.

Beneficios medioambientales

“Una gasolina de mayor octanaje tendrá un mejor rendimiento beneficiando al consumidor, la combustión será más limpia y menos contaminante, y Bolivia reducirá la emisión de GEI, aportando al cuidado del medioambiente y alargando la vida útil de los vehículos, todo lo contrario de lo que pasa con los “combustibles fósiles” que -como la gasolina y el diésel- solamente se queman, aportando calor y dióxido de carbono que contaminan el aire”, concluyó.

Somos un medio de comunicación enfocado a los hechos de las, finanzas, comercio, industria, agropecuaria, emprendedurismo, construcción y demás factores que convergen la economía de Bolivia y la región.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *