Agropecuaria

Bolivia pasa de exportador a importador de cebolla

De acuerdo con el análisis del IBCE en 2006, Bolivia exportaba 128 toneladas de cebollas, por un valor de 12.000 dólares, sin embargo, después del 2007 las ventas decrecieron y posterior a 2010, el país dejó de comercializar al exterior el producto.
 
Debido a que se tenía un excedente para sacar la producción  a mercados  externos, las importaciones en 2006 apenas llegaban a 228 toneladas y sumaban un valor de 11.000 dólares. En 2015 fue el año  que más se compró  cebollas del exterior  con un volumen de 13.000 toneladas y un valor de  651 mil dólares. A junio de este año  se importaron  6.000 toneladas de cebollas, que provinieron principalmente de Perú.

Según el IBCE, 2015 fue el año que se importó mayor cantidad de cebolla con un volumen de 13 mil toneladas y un valor de 615 mil dólares.

A junio de 2017, se importó 6.861.641 kilos, por un valor de 296.780 dólares, frente a los 2.859.710 de kilos con un precio de 139.554 dólares reportados en el mismo periodo de 2016.

Al respecto, la gerente técnica del IBCE, María Peña, manifestó que el volumen de importación de cebolla creció durante la última década, a pesar del crecimiento paralelo de la producción nacional. “Podemos observar como este producto ha dejado de exportarse, tal vez porque no se está mostrando un incentivo al sector”, manifestó.

Según el IBCE, se registró un leve incremento de la producción de cebolla en torno al 0,58 por ciento. En 2006, Bolivia cultivó 55 mil toneladas, frente a las 87 mil reportadas en 2016.

Peña sostuvo que el Estado debe implementar políticas públicas en el corto plazo, ya que existen potenciales mercados para posicionar la cebolla boliviana en la región. Bolivia llegó a exportar un valor de 83 mil dólares en cebolla, pero en 2010 registró su último envío al mercado externo por un valor de 7 mil dólares. Desde entonces a la fecha, no existen registros de exportación.

Según Peña, el certificado de autosuficiencia exige que la producción local demuestre el abastecimiento interno y genere un excedente para ser destinado a las exportaciones. Sin embargo, precisó que la medida no fue establecida para la cebolla, pero tuvo consecuencias negativas en el volumen de producción.

En julio el ministro de Desarrollo Rural y tierras, Cesar Cocarico, aseguró  que Bolivia es un país autosuficiente en producción de alimentos, porque en 11 años la producción de papa se incrementó de 8.016 a 1 millón de toneladas; de cebolla de 50.000 a 80.000  toneladas; y de tomate de 43.000  a 61.000 toneladas.
Destacó que entre 2006 y 2016 la producción de alimentos se incrementó sustancialmente de 7 millones a más de 14,7 millones de toneladas y anticipó que este año se llegará a las 18 millones de toneladas.
Este año, dijo que  la oferta de alimentos crecerá en 3%.
El departamento de Cochabamba es líder de la producción de cebolla con el 40%.
Datos del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF), dan cuenta que este producto  ocupa el cuarto lugar en la producción mundial de hortalizas, con un volumen de 57,9 millones de toneladas.
En Bolivia las principales regiones productoras son   Cochabamba, Chuquisaca, Santa Cruz y La Paz. El producto es uno de los de mayor consumo.
Etiquetas

Conversor de monedas

Anunciantes

Edición Impresa

Búscanos en Facebook