Sobre Nosotros

Fundación:  Santa Cruz Económico fue fundado el 26 de septiembre del 2000 por los periodistas Elenir Centenaro y Fernando Neumeyer.

Circulación: El primer número estuvo en las calles el 22 de octubre del mismo año.

Actualidad: A punto de cumplir 16 años de circulación ininterrumpida. Sale todos los miércoles y va por la edición 705.

Razón de ser: Surge como una sentida necesidad del mercado local. Santa Cruz es la principal plaza económica del país y carecía de un medio especializado en el sector.

Público objetivo: Es amplio y diverso. Va desde el hombre de negocios y ejecutivos, hasta profesionales independientes, catedráticos, estudiantes de Economía y ramas afines.

Contenido: Busca satisfacer a todos los segmentos a los que apunta. Demanda de una innovación permanente.

Debate: Nuestro objetivo también está orientado a generar opinión y abrir espacios para el debate y el análisis sobre temas de actualidad.

Misión

Convertir la información económica en una herramienta útil para apoyar a los negocios y finanzas del empresariado boliviano y ciudadanía en general.

Visión

Contribuir a la economía nacional y su desarrollo a través de una información seria, confiable, transparente y de alto impacto, que refleje el verdadero rostro de Bolivia y su gente.

Objetivos Institucionales

  • Ser un punto de referencia del nuevo periodismo especializado.
  • Investigar responsablemente las temáticas que desea conocer el público.
  • Trasmitir de forma clara los más complejos datos e informes económicos para la fácil comprensión de los lectores.
  • Despertar el interés y la curiosidad en la ciudadanía por los asuntos macro y micro económicos que hacen al acontecer del país.

El Agropecuario

Hoy en día se constituye en la primera publicación bisemanal especializada en agropecuaria.

Con ocho páginas de contenido destinado al sector, más de cuatro secciones fijas y temas de actualidad, El Agropecuario fue la primera apuesta de Santa Cruz Económico en suplementos especializados. La buena acogida de empresas y anunciantes del sector han hecho posible que ahora sea un referente y una herramienta útil para los productores. Uno más de los cambios introducidos para satisfacer el mercado.

Premios

PREMIO NACIONAL BISA al Periodismo especializado en Banca (primer lugar 2003, 2004, 2005, 2009, 2013) El 2009 también recibió el trofeo al MEJOR SEMANARIO DEL PAÍS de los premios Bisa al periodismo. En el 2010 ganamos el tercer lugar de los precios Bisa al mejor reportaje. El 2011 el semanario ganó el segundo lugar a los mejores reportajes financieros del premio Bisa. El 2012 fue elegido como el semanario PREFERIDO en Bolivia.

En 2013 el reportaje +banca +solvencia +solidaridad –ganancias, ganó el primer lugar al mejor reportaje especializado en Banca, auspiciado por el Banco Bisa.

Recibió la estatuilla OSCAR ZAMBRANO MARTINS al mejor Periodismo Económico del País.

 

Público Lector

Ejecutivos, Empresarios y Profesionales de los sectores de Banca, Telecomunicaciones, Hidrocarburos. Nos leen estudiantes fundamentalmente de carreras relacionadas con la economía. Hombres y mujeres de negocios. El suplemento EL AGROPECUARIO permitió ingresar con fuerza en ese sector importante de la economía nacional y cruceña.

El semanario destina 300 ejemplares de cortesía para el sector público. Todos los lunes llega nuestra publicación al Palacio de Gobierno, Congreso Nacional, los ministerios y empresas del Estado.

Historia

Todo comenzó como una idea, sin grandes recursos pero con mucha ilusión. El proyecto de un matrimonio de periodistas ahora es una empresa que se consolida.

Pioneros: Una historia de éxito que merece ser contada

Las historias de éxito no sólo se viven en los países del primer mundo o en Brasil, México y Argentina. Nosotros somos una historia de éxito que gracias a Dios se consolida semana a semana.

No buscamos tirarnos flores, simplemente mostrar que cuando se quiere se puede. Con esfuerzo, paciencia y mucho cariño se llega lejos. He aquí la historia… Lo que comenzó en 1999 como una agencia de noticias, Ilustra, se convertiría en menos de un año en el primer semanario especializado del departamento.Santa Cruz Económico fue el nombre elegido por los periodistas Fernando Neumeyer y su esposa Elenir Centenaro, para una publicación que vería la luz el 22 de octubre del 2000.

“Éste es como un hijo que hay que criarlo y atenderlo”, sentenció Fernando el día que el semanario salió a las calles. Sin estudios de mercado de por medio, tan sólo guiados por la opinión de los ejecutivos cruceños y principalmente, convencidos de que la capital económica demandaba de un producto así, ambos periodistas se lanzaron a la piscina con mucha ilusión e ideas, pero sin dinero en los bolsillos.

Pocos creían en el proyecto, muchos lo desahuciaron antes que comience a funcionar. Contra viento y marea, con socios que se corrieron a último momento, apenas con un crédito de impresión otorgado por un plazo de un mes por la Imprenta Sirena, el primer número de Santa Cruz Económico logró salir con el siguiente titular: “Nace el biodiesel de soya”.

Era la primera circulación del semanario con 16 páginas y un tiraje de 4.500 ejemplares. Por ese entonces los recursos técnicos eran escasos. Una computadora Classic II y una G3 ubicadas en el escritorio de la casa de los Neumeyer sostenían una edición que demandaba el trabajo de dos periodistas y un diseñador que trabajaban por amor al arte. “Le dedicábamos 20 horas al día”, cuenta Fernando.

Aún está fresco el recuerdo de la noche que llovió torrencialmente y la casa, ubicada en la calle Moldes, sufrió una inundación que dejó a los equipos en medio del agua. “En verdad se cumplía el refrán… sobre llovido mojado”, dice Elenir.

Es que al término del primer mes de trabajo las cosas no andaban bien y el recién nacido estaba a punto de morir. Sin anunciantes seguros, con ventas incipientes y las suscripciones en pañales, la deuda del Semanario sumaba los 8.000 dólares sólo en gastos de impresión.

Tensión, desvelos y el mucho trabajo deterioraron la salud de Fernando. “Literalmente se torció. No dormía, no comía y no se veía una mejoría para el periódico”, agrega Elenir.

La única solución fue salir a vender publicidad para el Semanario. Con la ayuda del banquero y amigo Justo Yépez, quien proporcionó un listado de empresas del parque Industrial, los Neumeyer incursionaron en un segmento en el que tenían poca experiencia, pero mucho olfato.

A la sexta edición empezaron a verse los resultados, de a poco los anunciantes y lectores comenzaron a creer en la seriedad del periódico. “Sigan adelante, no se me desanimen”, era la arenga que vez tras vez les repetía Yépez. Por varios meses se trabajó con periodistas free lance, las noches de desvelo se fueron reduciendo, los tiempos de entrega a la imprenta mejoraron y el Semanario daba que hablar con sus spots en la red Unitel. “Santa Cruz Económico seguimos creciendo”, rezaba el slogan.

Luego, a casi un dos años de salir al mercado, como un hito que consolidó al periódico, Santa Cruz Económico pudo tener su oficina propia en la Avenida El Trompillo 206. “Fue la segunda parada, aún estamos aquí, le dio mayor presencia a la empresa”, expresa Fernando.

Con un promedio de cuatro páginas de publicidad por edición y con una base de suscriptores que ya superaba la centena, Santa Cruz Económico comenzaba a andar. Las mejoras se tradujeron en más espacio, más equipamiento y la contratación de nuevo personal.

De las tres personas que impulsaron el proyecto en un pequeño escritorio se pasó a contar con un diseñador, dos periodistas, un administrador, dos mensajeros y una fuerza de ventas de tres ejecutivos. La base estaba, el mercado se abría y era cuestión de seguir adelante. El derecho de piso ya había sido pagado. Comenzar nunca es fácil, mantenerse tampoco. Ser pioneros significó abrir brecha para otros que llegaron después, pero ser pioneros también significa partir primero y ganar know how en la actividad.

Han pasado once años desde los inicios, ahora el semanario es una empresa que emplea a más de 20 personas, cuenta con un tiraje estable y un promedio de 10 páginas de publicidad a color por edición.De las 16 páginas con que salió a las calles aquel 22 de octubre, pasó a una media de 24 páginas con picos que llegan a 28 cada dos semanas.

El crecimiento también se refleja en su alcance. Es el semanario económico líder en Santa Cruz y el más leído en Chuquisaca, Tarija, Cochabamba, Beni y Potosí. En La Paz, su presencia lo hace un medio de consulta obligada a nivel gubernamental y empresarial.

En el 2003 ganó el primer y el tercer lugar del Premio nacional BISA al periodismo especializado en Banca y ya cuenta además con el interés de firmas como Microsoft, SAP o entidades como la Corporación Andina de Fomento, entre otras. Y pensar que todo empezó en una pequeña habitación de la calle Moldes, hace apenas cuatro años.

 

 

Edición Impresa

Comentarios recientes

    Video

    Búscanos en Facebook