Entrevista Opiníon

“Un banco digital tiene corazón digital, y eso todavía no es frecuente” – Chris Skinner

Chris Skinner, conferencista magistral de CL@B y autor de los éxitos editoriales Digital Bank y  su secuela ValueWeb.

Su libro “Digital Bank” publicado en 2014 incluía una extensa descripción del contexto y daba orientación sobre la revolución digital que estaba teniendo lugar en la banca.  ¿Los cambios van a la velocidad y en la dirección que usted imaginó?
Sí. Creo que el libro fue oportuno en el tiempo, ya que se publicó justo en el momento en que las FinTech comenzaban a despegar y “digital” se convirtió en la palabra de moda.  En la actualidad, casi todos los bancos con los que hablo tienen algún tipo de programa de liderazgo digital, invierten en actualización de sistemas y trabajan con start-ups. Lo decepcionante es que para los bancos todavía es realmente difícil cambiar. Sus  equipos directivos no lideran la transformación digital en muchos casos, y piensan que por desplegar una aplicación para móviles ya son un banco digital. Y no lo son. Es sólo una aplicación. Un banco digital tiene corazón digital, y eso todavía no es frecuente.  Lo será, pero es necesario un cambio de liderazgo en el banco para que esto suceda.

En su libro, menciona a Barclays, mBank, Metro Bank y FIDOR Bank como ejemplos de corporaciones que incorporan cambios o nacen como consecuencia del nuevo entorno. ¿Todavía  considera que todos ellos son ejemplos sobresalientes o hay otros competidores que los han superado? En ese caso, quiénes son y qué están haciendo bien.
Son buenos ejemplos, pero ahora salen otros en la foto. Por ejemplo, en el Reino Unido, hemos visto nacer muchos nuevos bancos, y Monzo lidera el grupo. También han llamado mi  atención Che! Banca en Italia y Bunq en los Países Bajos. Además, hay grandes bancos que lideran el camino, como BBVA en Europa, DBS en Asia, y Capital One en Estados Unidos. El área digital concentra mayor atención a medida que pasan los años.

Según usted, eso implicaba que los bancos debían digitalizarse, lo cual era todo un reto, ya que transformarse en un banco digital exigía nuevos servicios centrados  en tecnologías del siglo XXI. ¿Sigue siendo ese el desafío o la industria ha evolucionado y han surgido nuevos retos?
Ese sigue siendo el gran reto. Lo frustrante es que los bancos no abordan el principal asunto, que es racionalizar sus arquitecturas de datos, llevar servicios a la nube, desarrollar  APIs bancarias abiertas y colaborar más para crear innovación de forma conjunta. Hasta que los bancos no lideren realmente en el campo tecnológico y dejen de ser criaturas propias basadas en sistemas antiguos y estructuras heredadas, nunca serán digitales.

¿Cómo se relaciona su nuevo libro con “Digital Bank“? ¿Es una secuela?
Lo es. Se puede decir que ambos libros son hermanos. Digital Bank se centró en cómo convertirse en un banco digital, mientras que ValueWeb se centra en el nacimiento de  las FinTech y en cómo el blockchain y las tecnologías móviles están construyendo un Internet of Value. Es necesario un “Internet del valor” para trabajar con el “Internet de las cosas”, y el internet del valor, o ValueWeb es a tiempo real y de bajo  coste.

¿Cuál es el papel de las FinTechs en la construcción de ValueWeb? 
Las FinTechs son parte intrínseca de ValueWeb, y hay empresas recien nacidas, visionarias, construyendo la nueva red. Stripe, Venmo, Ant Financial, Paytm, Stellar, y Ripple son algunas  de ellas . Juntas, estas empresas están reimaginando los servicios financieros para la era de Internet.

¿Cuáles son los desafíos que ValueWeb necesita superar para desbloquear su potencial?
En realidad, se trata más bien de los desafíos que ValueWeb presenta para instituciones financieras, gobiernos y ciudadanos. Por ejemplo, una parte clave de ValueWeb son el blockchain  y las tecnologías de criptomonedas. Cómo las instituciones financieras y los gobiernos están creando acuerdos para utilizar estas tecnologías para la próxima generación de infraestructuras, como estas tecnologías que reemplazarán nuestros pasaportes, nuestros  sistemas de beneficios, nuestras principales infraestructuras como SWIFT. Estos asunto están en desarrollo, pero hace falta tiempo, y el gobierno de Dubai –probablemente- está en la vanguardia. Dubai anunció en 2016 que, para el año 2020, todos los sistemas  gubernamentales se basarían en tecnologías de cadenas de bloques, o blockchain, para garantizar que todas las operaciones son digitales y no en papel. Y lo están haciendo.

¿Está trabajando en un nuevo libro?
Sí. Se lanzará el año próximo, y yo diría que es la tercera parte de esta trilogía, ya que el nuevo libro se centrará en la inclusión financiera y en la forma en que ValueWeb  ofrece finanzas digitales a todos los habitantes de este planeta, no sólo a la élite.

¿Cómo se llama?
Digital Human (Humanos digitales).

 

Etiquetas

Conversor de monedas

Anunciantes

Edición Impresa

Búscanos en Facebook